En las últimas horas través de una llamada, un habitante del centro poblado de Zuluaga de Garzón, nos manifiesta que dentro de un árbol, una hembra de la especie Mapache (𝑃𝑟𝑜𝑐𝑦𝑜𝑛 𝑐𝑎𝑛𝑣𝑟𝑖𝑣𝑜𝑟𝑢𝑠) dio a luz dos crías y teme que sean víctimas de cacería, o tráfico de fauna silvestre.

Es por eso que, atendiendo el caso, veterinarios de la CAM Territorial Centro empezaron seguimientos constantes, para verificar que esta madre y sus dos crías se encuentren en buen estado, y además vienen sensibilizando a las personas que saben de la ubicación de estos individuos para que los protejan, resaltando la función que cumplen estos especímenes en el ecosistema, y mencionando la normatividad que los protege.

Recuerda, que Tu Casa No Es Su Casa y por ninguna razón debemos tener un animal silvestre en cautiverio. La fauna silvestre siempre debe estar en su hábitat y en libertad,  Extraerla altera los ecosistemas e incide en el desarrollo de las especies.